Aceite de coco y todos sus beneficios



Uno de los cambios básicos que debemos comenzar a hacer para un control de peso saludable, es sustituir alimentos en nuestra dieta rutinaria, pequeñas modificaciones pueden hacer una gran diferencia, además que nos permite irnos acostumbrando a una nueva forma de comer.


Comencemos por reemplazar el aceite vegetal (o cualquier otro que uses para cocinar) por el aceite de coco, el cual no solamente es más sano de consumir sino que tiene múltiples beneficios para nuestra salud, y tal vez conociéndolos te animes a hacer este pequeño cambio pero que tendrá gran impacto en tu vida!


Las propiedades nutritivas del aceite de coco son inmensas, tiene una combinación de ácidos grasos que mejora notablemente las funciones cognitivas e incluso ayuda a la pérdida de peso y la recuperación de tejidos en todo el cuerpo. Aquí les dejamos los 5 beneficios más importantes que han sido comprobados por la ciencia:


1. Contenido graso necesaria para el cerebro:

El Aceite de Coco es uno de los pocos aceites de origen vegetal rico en grasas saturadas, no obstante, todos los nuevos estudios apuntan que no se trata de las mismas encontradas en las carnes rojas, sino que contiene unas grasas catalogadas como de "cadena media" (contenidas por ejemplo en la leche materna) y resultan altamente beneficiosas para la salud, de hecho, se metabolizan de forma diferente y nuestro cuerpo las utiliza como fuente inmediata de energía, transformándose en nutrientes que ayudan terapéuticamente en el cerebro para enfermedades como la epilepsia o el Alzheimer.


2. Acelera el metabolismo y reduce al apetito

Por su mismo contenido graso, ha demostrado acelerar el metabolismo de las personas que lo consumen en tan solo 24 horas, pues se produce un gasto energético mayor en su organismo y además reduce el apetito, lo que a largo plazo puede suponer una pérdida de peso más fácil.


Con estas dos propiedades, ha resultado ser bastante adecuado para reducir la grasa abdominal, en un estudio con 40 mujeres con obesidad abdominal, adicionando a su dieta 30ml de Aceite de Coco al día redujeron tanto su índice de masa corporal como su perímetro abdominal en un período de sólo 12 semanas, lo que demuestra que consumir esta cantidad de Aceite de Coco al día como parte de una dieta balanceada puede ayudar a reducir la grasa abdominal sin la ayuda de ningún otro factor.


3. Protege el sistema inmunológico

El aceite de coco es rico en ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico, los cuales tienen propiedades antimicrobianas, antioxidantes, anti-fúngicas, antibacterianas y cualidades calmantes; por esta razón puede estimular el sistema inmune y ayudar en la prevención de problemas renales, enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, diabetes, cáncer, algunos virus, hongos e infecciones, al mismo tiempo que ayuda a mejorar la calidad de los dientes y los huesos.


4. Además de comerse, puede usarse de forma tópica

Muchas personas lo utilizan con finalidades cosméticas, pues sus nutrientes naturales ayudan a mejorar la salud y el aspecto tanto de la piel como del cabello. Su consumo regular no solo aporta los nutrientes necesarios para ello sino incluso puede aplicarse directamente sobre la piel o el cabello y notaremos resultas en la calidad de los mismos y en muy poco tiempo tiempo.


5. Previene enfermedades cardiovasculares

Su contenido de grasas saturadas no afectan el perfil lípido de la sangre como erróneamente se había creído, de hecho son beneficiosas para controlar el nivel de colesterol, elevando el bueno y bajando los niveles de triglicéridos. En general, es capaz de mejorar la coagulación y el estado antioxidante de la sangre, por esto es ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares.


Múltiples beneficios pero es importante resaltar que estamos hablando del Aceite de Coco Virgen obtenido por presión en frío, es muy importante saber escogerlo pensando en esto.


Por lo general este aceite proviene de países asiáticos o africanos, en los que todo el proceso de recolección y preparación se realiza de manera manual, por esta razón el precio suele ser más elevado, pero como recompensa es de muchísima mejor calidad y puede rendir más, como resiste mucho mejor los cambios de temperatura, al cocinar o incluso freír con el, no se oxida y nos durará por mayor tiempo..

Atrévete a probarlo al cocinar todas tus comidas, puedes usarlo como usas el aceite regular y aunque su olor y sabor es distinto, raramente le cambia al sabor a las comidas por las altas temperaturas. Pequeños cambios, grandes impactos!

Entradas Recientes

Ver todo