Rejuvenecimiento Facial

Desmarca líneas de expresión

La toxina botulínica es un tratamiento muy seguro y utilizado ampliamente en dermatología y medicina estética desde hace más de 100 años tanto en hombres como en mujeres, para prevenir y corregir líneas de expresión y arrugas.

 

Este tratamiento de rejuvenecimiento facial consiste en pequeñas inyecciones en las áreas a tratar, que bloquean temporalmente el impulso nervioso que produce la contracción muscular, creando una relajación muscular, deteniendo la aparición de arrugas y de expresión.

 

Se utiliza normalmente para tratar la frente, suavizar la mirada, suavizar el entrecejo y las patas de gallo.

 

El efecto de la toxina botulínica empieza a ser evidente entre el tercer y cuarto día del tratamiento. Hasta los primeros 10-14 días este efecto es progresivo, dando cada vez unos resultados más notables de un rostro más terso y sin arrugas de expresión.

 

Normalmente se espera que la duración del su efecto sea entre 5-6 meses, pero esto depende del tipo de contracción muscular basal y de otros factores personales. Cada persona tiene una experiencia única y los resultados pueden variar.

 

Logra YA resultados como estos ¡Escríbenos y agenda una valoración!