Hábitos básicos para una vida saludable: ¿Cómo comenzar?



Más allá de las diferentes tendencias nutricionales que seguimos, quisimos dejarles el dia de hoy una serie de principios básicos que toda persona debe incluir en sus hábitos en la búsqueda de una vida saludable.

Siempre hemos dicho que no solo se trata de lo que comemos, el ejercicio que hacemos o del estilo de vida que llevamos como elementos aislados, en realidad la buena salud es la combinación de estos factores los cuales en armonía nos permiten tener bienestar físico y mental.


1. Manejo emocional equilibrado

En un post anterior hablamos un poco de esto, detrás de un manejo emocional inadecuado se esconden muchas afecciones de nuestro cuerpo. La tristeza, la rabia e incluso el estrés como estado mental puede ocasionarnos muchos malestares físicos, incluyendo el sobrepeso. Por ejemplo, tendemos a asociar ciertos tipos de alimentos con la expresión de nuestras emociones, llegamos a hacer un hábito emocional ignorar, suprimir o desviar nuestras emociones sobre la forma en que comemos y esto puede llevarnos a serias dificultades para controlar nuestro peso.


Es importante que aprendamos a identificar nuestras emociones y desligarlas de nuestra alimentacion, que adoptemos nuevas y mejores maneras de enfrentar el estrés o los sentimientos que nos agobian. Para ello podemos recomendar distintas cosas, principalmente la ayuda de profesionales en psicología y aprender hábitos conductuales más sanos.


2. Actividad física frecuente

No es secreto para nadie que la vida sedentaria no es saludable, más allá del control de peso, nos referimos a toda la salud de nuestro cuerpo. Debemos comenzar a percibir la actividad física como parte de nuestras rutinas saludables y no solo como la obligación para perder unas libras.

Comenzar a adoptar hábitos físicos que impliquen movimiento ajustados a nuestros gustos, no tiene que ser un gimnasio, de hecho nuestra ciudad nos permite salir a dar caminatas y ejercitarnos al aire libre, montar bicicleta, organizar juegos entre amigos y mucho más! Cualquier actividad física que nos agrade y se ajuste a nuestra rutina es suficiente con tal que nos haga salir del sillón! Y que por supuesto la practiquemos al menos dos veces por semana (como mínimo)


3. Evitar los alimentos procesados

Mientras más consumamos alimentos orgánicos mejor será para nuestra salud. Los alimentos procesados contienen demasiados ingredientes químicos que pueden afectar distintos aspectos de nuestra nutrición, sabemos que algunas veces no son tan fáciles de conseguir pero afortunadamente ahora en cualquier super hemos comenzado a ver más opciones, además puede sorprenderte lo sencillo que resulta hacer este cambio.

Disminuir los snacks procesados (patatas fritas, palomitas instantáneas, dulces, galletas, etc) y comenzar a optar por frutas, jugos verdes y hasta smoothies. Cambia las harinas y pastas por opciones integrales (asegurándote de la fidelidad de sus etiquetas), sustituye en tus recetas la harina de trigo procesada por harina de avena por ejemplo y así pueden existir pequeños pasos que harán una gran diferencia


4. Equilibrio y variedad de alimentos

Recuerda que no se trata de dejar de comer, lo contrario, la alimentación saludable es aprender que si se puede comer. Contar con el equilibrio adecuado de las grasas y carbohidratos que necesitamos para darnos energía y asegurar muchos de nuestros procesos fisiológicos, además de las proteínas, vitaminas y minerales que fortalecen nuestro sistema inmune y demás funciones vitales.


No necesitamos suplementos extra, en realidad necesitamos conocer las propiedades nutricionales de los alimentos que consumimos y hacer buenas combinaciones con ellos. Por supuesto, aquí entra nuestro equipo, nuestras nutricionistas son capaces de crear un plan nutricional para ti según las actividades que realices y tus características físicas, no quiere decir que siempre dependerás de ello para tener una alimentacion saludable, sino que aprenderás cómo puedes hacerlo.


5. Hidratación como parte de la nutrición

Finalmente, le sumamos mucha importancia al mantenernos hidratados. Consumir suficiente liquido nos garantiza muchas funciones biológicas incluso para metabolizar las grasas y otros nutrientes. Para hidratarte tienes dos opciones: el agua o las frutas. Elimina las sodas, el café o las bebidas energéticas cuando quieras hidratarte, lo mejor que puedes hacer es mantener contigo siempre una botella de agua fresca y alternarla con alimentos que también sirvan para ello (como la sandia, las mandarinas, las manzanas, entre otros)

Estos son nuestros 5 principios basicos, ¿Cuáles agregarias?

Entradas Recientes

Ver todo